Blanqueamiento Dental

EL BLANQUEAMIENTO DENTAL DEFINITIVO

Blanqueamiento Dental con Láser

Aplicar el láser para el tratamiento del Blanqueamiento Dental nos permite blanquear los dientes varios tonos en una sola visita.

Para el tratamiento de Blanqueamiento Dental aplicamos Peróxido de Hidrógeno al 12% sobre la superficie, previamente pulida, del diente. La finalidad del tratamiento es bajar la tonalidad del esmalte dental con un fin muy estético, rejuveneciendo la sonrisa, y reforzando la autoestima.

Imagen del tratamiento de Blanqueamiento Dental

¿Cómo se realiza un Blanqueamiento Dental?

En el blanqueamiento dental se utiliza peróxido de hidrogeno del 12% al 16% sobre la superficie pulida del diente.

Antes de realizar el blanqueamiento hay que realizarse un higiene dental, ya que hay que eliminar las manchas de los dientes y restos de placa que pueda haber, y preparar así correctamente la superficie de todas las piezas dentales para asegurar la efectividad del blanqueamiento.

En ocasiones, los dientes presentan unos tonos grisáceos que suelen estar causados por alguna enfermedad o alguna medicación utilizada.

En este tipo de casos en que las manchas suelen darse desde el interior del diente, es algo más complejo poder blanquearlos. Por eso se suele solucionar aumentando la gama del blanqueado del diente.

Beneficios del Blanqueamiento Dental

Uno de los principales beneficios es que tiene un fin estético, rejuveneciendo la sonrisa y la expresión facial de inmediato.

Normalmente no es doloroso. Como la finalidad del tratamiento es la de bajar la tonalidad del esmalte, es posible que algún paciente sienta sensibilidad, que será parecida a la que siente cuando come un helado o una bebida fría.

La sensación es momentánea y va desapareciendo a las pocas horas. Pese a todo, si se sufriera mucha sensibilidad, se podrían utilizar colutorios y pasta dentífrica para que se atenúe, e utilizarla hasta que desaparezcan las molestias.

Cómo mantener los dientes blancos después del tratamiento

Ciertos alimentos y bebidas influyen en el progresivo cambio de color de nuestros dientes, como el abuso de ciertas salsas que tengan colorantes, bebidas como el té, café o los refrescos.

Además, en personas fumadores, lo aconsejable es evitar fumar, ya que la nicotina de los cigarrillos también mancha los dientes.

El oscurecimiento o "amarilleo"de los dientes por estas causas no es tan importante, ya que se produce por la parte exterior del diente. Pese a todo, nuestro consejo es abandonar ciertos hábitos para no perjudicar a la salud, empezando por el tabaco y las bebidas con excesivo azúcar, como los refrescos.

También, ciertos medicamentos tienen como efectos secundarios la coloración de las piezas dentales, por lo que es aconsejable consultar con el doctor.

Varios Tonos de Blanqueado

Mínima Irritación Dental

En 1 Única Visita

WhatsApp chat